El primer reloj

Me hundo en el sofá y lo atravieso atravieso las baldosas, la grava, la tierra los gusanos y la masa que lo cubre todo Anuncios

Lo olvidado

Recuerdo las cosas de tal manera, que si pasara dos veces por el mismo camino y el mismo tiempo, lo negaría todo Diría que ocurrieron de otra forma, que es mentira la realidad que me presentan

Inevitable

Aunque el futuro no haya sido escrito todavía, hay ciertas cosas que son inevitables: El arrepentimiento del suicida El próximo segundo en el reloj del universo La melancolía de un dios que no conocemos Este adiós, por ejemplo

Antídoto contra el tiempo

Cuando el hombre por fin encuentre el antídoto contra el tiempo y la vida no se evapore del cuerpo, la muerte será un mito, una palabra que nadie busca en el diccionario, un anhelo inconsciente

Recuerdos

En una esquina oscura y desconocida me espera un recuerdo, un asaltante con una silueta al azar: el olor del césped recién cortado, los colores vivos el día de un accidente, el grito desesperado de un niño, la caricia inolvidable de una mujer que ahora no extraño

Al otro lado del tiempo

Quisiera estar al otro lado del tiempo, esa orilla sin angustia, ni la esperanza de un condenado a muerte, donde me espera un rostro nuevo

Es tan simple el infierno

Nuestra fortuna es el tiempo que se acaba, las ilusiones asaltadas por la realidad, las cinco de la tarde en el reloj de un oficinista, el matrimonio con su muerte, enero y diciembre

Ausencias (Poema)

Escucho tantas voces que resuenan como eco en un abismo sin descubrir, resuenan en ese cántaro viejo y vacío que soy ahora, son el tic tac de ese reloj que ya gastó su porvenir

Un clavel

Alguien arrojó un clavel a una tumba y encima cayeron veinte más, uno tras otro, y luego los cubrió la tierra

Galería de dibujos

He dibujado las flores que tanto amas, tu boca cambiante, tu rostro encarcelado en una tarde navideña, la sombra que ocultas con una mirada esquiva

Escape

Atravesé la oscuridad de las calles con mis huesos encendidos Huí de los recuerdos y su luz cegadora, del futuro y sus voces que fabrican deseos

El testigo

Somos testigos del cabeceo de los girasoles, de la incubadora y el ataúd, de la tierra reemplazada por concreto y de la cicatriz del concreto de donde brota otra vez la tierra De la bala que atraviesa el aire y su destino, de la ansiedad, el suspiro, el maquillaje y la lágrima