El primer reloj

Me hundo en el sofá y lo atravieso
atravieso las baldosas, la grava, la tierra
los gusanos y la masa que lo cubre todo

Me hundo en cada capa,
manto
fuego
lava
y magma

Me hundo hasta el núcleo mismo de la tierra
y encuentro el primer reloj,
el motor del caos, el desespero, la angustia
que alcanza la raíz del árbol más viejo y que se evapora por sus hojas
que escapa a gritos por los volcanes y la lágrima de una puta

Ahí está,
tan ajeno a nosotros,
el principio y el fin de todas las cosas

 

*Mención en el XIII Concurso Bonaventuriano de Cuento y Poesía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s