El testigo

Somos testigos del cabeceo de los girasoles,
de la incubadora y el ataúd,
de la tierra reemplazada por concreto
y de la cicatriz del concreto de donde brota otra vez la tierra
De la bala que atraviesa el aire y su destino,
de la ansiedad, el suspiro, el maquillaje y la lágrima

¿Quién le dio cuerda al primer reloj?
¿Quién será el testigo cuando se detenga?
¿Hay quien escriba toda la historia
y habrá quien la lea?

 

*Imagen: Pixabay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s