El Gran Dragón Rojo de William Blake

Reproducción de “El Grán Dragón Rojo y la Mujer revestida en Sol” de William Blake (1803) Fecha: 10/02/2018 Técnica: Carboncillo sobre papel Tamaño: 45×35 cm

David Bowie

Técnica: Carboncillo sobre papel Tamaño: 35cm X 25cm Fecha: 03/02/2018

No cierres la puerta, por favor

Eran las siete de la noche cuando el sonido insistente del timbre interrumpió la cena de Mario. Afuera se encontraba una mujer de unos treinta años, vestida con cierto aire formal.

La Ascención

I No había terminado de amanecer cuando un estruendo resonó en la iglesia del pueblo, haciendo eco en cada esquina, silla, confesionario y hasta en el agua bendita, que tembló como si también se hubiera espantado.

El primer reloj

Me hundo en el sofá y lo atravieso atravieso las baldosas, la grava, la tierra los gusanos y la masa que lo cubre todo

Lo olvidado

Recuerdo las cosas de tal manera, que si pasara dos veces por el mismo camino y el mismo tiempo, lo negaría todo Diría que ocurrieron de otra forma, que es mentira la realidad que me presentan

Inevitable

Aunque el futuro no haya sido escrito todavía, hay ciertas cosas que son inevitables: El arrepentimiento del suicida El próximo segundo en el reloj del universo La melancolía de un dios que no conocemos Este adiós, por ejemplo

Antídoto contra el tiempo

Cuando el hombre por fin encuentre el antídoto contra el tiempo y la vida no se evapore del cuerpo, la muerte será un mito, una palabra que nadie busca en el diccionario, un anhelo inconsciente

Recuerdos

En una esquina oscura y desconocida me espera un recuerdo, un asaltante con una silueta al azar: el olor del césped recién cortado, los colores vivos el día de un accidente, el grito desesperado de un niño, la caricia inolvidable de una mujer que ahora no extraño